HOW TO DEAL WITH LONG PLANE TRIPS | CONSEJOS PARA VIAJES LARGOS EN AVIÓN

¡Baja para leer en español!

Dealing with a long plane ride can be a little bit overwhelming. Some people love flying but spending 9 hours (and even more!) on a plane can drive you crazy.

When I booked my flights to Bali and saw that the flight time was 17 hours with only a short one-hour layover in Dubai, I almost died. However, the flight wasn’t that boring and I learnt some interesting things that can make it more bearable.

Here are my tips!

1. Arrive with enough time.

Classic. Arriving with enough time to the airport and making sure that we have everything we need can reduce the stress considerably. If we get on the plane relaxed and calm, we will face the trip better.

2. Try to follow the airline’s meal schedule.

It may sound funny but airline’s usually plan the meals to help you adapt to your destination’s time zone. Having breakfast at 3 a.m. feels quite weird but your body needs that period to make the change more easily.

You can also book your favorite menu online days before the flight. Lots of airlines offer that option, specially for passengers with special diets.

3. Get comfy and have some sleep.

What an advice, right? I know, for bad sleepers like me, this may sound useless but I’ve discovered that sleeping on planes is not so hard and it can make the trip feel way shorter.

For me, it’s all about being comfortable. Airlines usually give you blankets and pillows in long trips, something really great, but I’ve been traveling with my own pillow lately because it’s the only one that really helps supporting my neck and head. If you want to check it out, you can find it here. You can fold it and it has different positions so it’s easy to find the right posture to sleep.

4. Stretch and walk.

You may be super chill in your seat but, if you want to start your holidays with the right foot, you’ll have to stand up and move your body.

I had the “great” idea of remaining seated watching movies and sleeping during all the Dubai-Madrid flight and I arrived home with my ankles the size of my knees. (Almost) literally.

5. Enjoy the entertainment options.

Most long-distance flights have great entertainment options. On my last flight with Emirates, for example, I spent the time I was awake to watch almost every movie nominated to the Oscars. Some of them had not arrived to Spain yet, it was so cool!

6. If you have a layover, take some time to plan it.

As I told you in this post, I panicked a little bit when I realized that I only had a one hour  layover in Dubai so I looked for information and other travelers’ experiences and, te moment I got on the plane, I talked to the cabin crew, just in case we landed later than expected. If that happens, they usually let you get off before so you should always let them know it.

7. Wear comfortable clothes and keep in mind the climate of your destination.

Your next trip may not be the coolest moment of your life, but you’ll be thankful for the comfy clothes. Have in mind that the flight is long and you are going to move and change position all the time. Better wear something elastic and comfortable shoes.

Also keep in mind that there can be a huge contrast between your origin’s climate and the destination’s one. Anticipate to that and keep in hand adequate clothes (if needed) to change at the airport.

And that’s it! If something else comes to your mind, leave a comment!


Enfrentarnos a un viaje largo en avión puede resultar un poco abrumador. Hay gente a la que le gusta volar pero pasar 9 horas en el aire (¡incluso más!) puede llegar a ser desesperante.

Cuando reservé mi viaje a Bali y vi que el tiempo de vuelo eran 17 horitas parando solo una hora en Dubai, casi me da un patatús. Sin embargo, no se me hizo tan pesado y, en el proceso, descubrí que hay varias cosas que pueden ayudar a hacerlo más llevadero.

¡Aquí os dejo unos consejos!

1. Llega con tiempo.

Clásico de clásicos, cómo no, pero llegar al aeropuerto con tiempo y asegurarnos de que tenemos todo lo que necesitamos puede reducir el estrés del viaje considerablemente. Si nos subimos en el avión relajados y tranquilos, encararemos el viaje de otra manera.

2. Intenta comer a la hora que te marquen en el vuelo.

Puede parecer una tontería pero, en los vuelos largos, las compañías aéreas suelen organizar las comidas para que te vayas adaptando al horario del destino. Es bastante raro desayunar a las 3 de la mañana, pero piensa que tu organismo necesita ese periodo para que el choque no sea tan brusco.

Además, asegúrate de seleccionar el menú que prefieras antes de subir a bordo. Muchas compañías ofrecen esta posibilidad, sobre todo para pasajeros con dietas especiales.

3. Ponte cómodo y duerme.

Ya, menudo consejo, ya lo sé. Yo no soy precisamente un buen ejemplo ya que me cuesta muchísimo dormir en los viajes pero he descubierto que, cuando lo consigo, se me hace mucho más llevadero.

Para mí, una de las cosas que más influyen es estar cómoda. En los vuelos de larga distancia suelen ofrecer mantas y almohadas, algo que se agradece, pero yo últimamente estoy viajando con mi propia almohada, porque es la única con la que no me rompo el cuello en cuanto me duermo. Os dejo aquí el link por si queréis echarle un ojo, es plegable y tiene varias posiciones, así que es fácil encontrar la postura.

4. Estírate y camina.

Los aviones que realizan trayectos largos suelen ser bastante amplios y eso puede hacer que nos acomodemos en nuestro asiento pero, si queremos llegar al 100%, tenemos que levantarnos y movernos.

En el trayecto Dubai-Madrid a mí se me ocurrió la feliz idea de quedarme sentada viendo películas o durmiendo y llegué a casa con los tobillos del tamaño de la rodilla. No exagero (demasiado).

5. Disfruta de los sistemas de entretenimiento.

Muchos de estos aviones disponen de sistemas de entretenimiento que no están nada mal. En mi último vuelo con Emirates, por ejemplo, aproveché el tiempo que estaba despierta para ver casi todas las películas nominadas a los Oscar. Algunas de ellas ni habían llegado a España, ¡una maravilla!

6. Si tienes una escala, planifícala bien.

Como os cuento en este post, yo entré en pánico cuando me di cuenta de que solo tenía una hora de escala en Dubai así que me informé, busqué experiencias de otros pasajeros y, nada más llegar, se lo comuniqué al personal de cabina, para que lo tuvieran en cuenta si aterrizábamos tarde. En esos casos, te suelen dejar salir primero, así que no está de más comentarlo al subir al avión.

7. Lleva ropa cómoda y piensa en el clima del destino.

Quizás no sea el momento más chic de tu vida, pero lo agradecerás. Piensa que, en el tiempo que dura el vuelo, te moverás y cambiarás de postura mil veces. Mejor llevar algo elástico y unos zapatos cómodos.

Además, ten en cuenta que puede haber un contraste tremendo entre el clima de origen y el del destino. Tenlo previsto y lleva a mano ropa para cambiarte en el aeropuerto.

¡Y hasta aquí mis consejos! ¡Si se os ocurre algo más, podéis dejarlo en los comentarios!

Morocco: is it safe for women? | Marruecos: ¿es seguro para las mujeres?

¡Baja para leer en español!

A few months ago me and some friends decided to make a trip to Rabat. We booked the flights, the hotel and we started planning everything. Everything was so cool, we were so excited. However, when I started to talk with my friends and family about it, their reactions shocked me. Panic looks, comments like “three women alone in Morocco? Are you crazy?”, attempts to convince me not to go… Of course, I didn’t pay much attention to all that. In any case, I tried to look for posts written by female travelers that told their (good) experiences there, in order to reassure them but I didn’t find much.

So, here we are! This is that one soothing post you can go to if you are a woman planning a trip to Morocco.

Because, no, we didn’t have a single bad experience there. It’s true that, on our first day there, we got a little overwhelmed while walking through the medina since it was pretty late, there was no light and the streets were full of men. Men that, by the way, stare at you a little too much. And yes, that can be pretty uncomfortable, but it doesn’t mean that your safety is compromised in any way.

The only thing you have to do is applying common sense, as you would do in any other place, and being aware that their culture is different. They will probably greet you all the time, stare at you or even, as it happened to us, ask you for a pic, but that’s it.

It’s true that we visited Rabat, a pretty open city that, they say, is way more relaxed than other Moroccan cities like, for example, Marrakech. Anyway, I think the whole country is quite safe, you just have to be a little bit more careful when visiting a touristic city.

Have you ever been to Morocco? How was it?


Hace unos meses decidí hacer un viaje a Rabat con unas amigas. Reservamos el vuelo, el hotel y empezamos a planificar. Hasta aquí todo bien, estábamos encantadas. Sin embargo, cuando se lo empecé a comentar a la gente de mi entorno, las reacciones me dejaron planchada. Caras de pánico, comentarios tipo “dónde vais tres chicas solas a Marruecos”, intentos de convencerme para que no fuera… Sobra decir que no les hice mucho caso, aunque sí que intenté buscar posts de viajeras que contaran sus (buenas) experiencias para tranquilizarlos, pero no encontré gran cosa.

Así que, ¡aquí estamos! Éste es ese post tranquilizador al que podéis recurrir si sois mujeres y planeáis un viaje a Marruecos.

Y es que nosotras no tuvimos ni un susto estando allí. Es verdad que el primer día nos agobiamos un poco en la medina ya que era de noche, apenas había farolas y solo veíamos hombres por la calle. Hombres que, por cierto, te miran mucho. Y sí, esto hace que la situación no sea la más cómoda del mundo, pero nosotras en ningún momento sentimos que nuestra seguridad estuviera comprometida.

Supongo que lo único que hay que hacer es aplicar el sentido común, como lo haríamos en cualquier otro lugar, y ser conscientes de que su cultura es diferente a la nuestra. Seguramente os saluden, os den la bienvenida cada dos pasos, os miren o, como nos pasó a nosotras, os pidan alguna foto, pero nada más.

También es verdad que nosotras estuvimos en Rabat, una ciudad bastante abierta que, por lo que me cuentan, es mucho más tranquila que otras como Marrakech. Pero vamos, no creo que la cosa cambie radicalmente en cuanto a la seguridad. Simplemente hay que andarse con un poco más de ojo en las ciudades turísticas.

¿Habéis estado en Marruecos alguna vez? ¿Cómo fue vuestra experiencia?

 

How to survive a short layover in Dubai | Cómo sobrevivir a una escala corta en Dubai

¡Baja para leer en español!

Dubai’s airport is huge, so much that it has the World’s largest terminal. So it can be really good for a stopover when we have to wait many hours or it can become a true torture when we have almost no-time to change planes.

When we were choosing our flights to Bali, Emirates offered two options: a 8-hour stopover or a 1-hour layover. The choice wasn’t obvious for me at first, but then I thought that, after a 7-hour flight, we wouldn’t have much energy for spending the night at the airport, so I chose the short layover.

And so the drama began. I started looking for information about the airport, about the terminal, experiences from other travelers… and everybody agreed that a layover in Dubai lasting less than two hours and a half was almost a suicide mission. Panic. Alarms on. I’ve never missed a flight (I know it’s not a big deal, but I have my pride) and I didn’t want this time to be the firs one since I had everything well planned. So an hour before landing in Dubai, the stress started.

We landed a little earlier than expected, which gave us more time. Anyway, we had to move to another zone in order to find our new gate so we had no time to spare. Let’s say that, the moment my feet touched the ground of that airport, I channeled my inner rugby player… Fixed course, constant speed and no obstacle that could stop me. We followed the airport signs moving as fast as possible, we passed through the new security control, we jumped on the “subway” that connect the zones and… in 20 minutes we had reached our gate. I know, totally unnecessary drama. We even had time to eat something before the boarding time.

By the way, after all that, I found out that Emirates offers a special service for short layovers to guide you through Dubai’s airport so that you find your new gate in time. Ten points for me.

In summary, here are my recommendations for Dubai’s airport, Emirates’ terminal 3 and short layovers:

  • Ask for the special service I mentioned. Don’t be like me, I’m sure I was so stressed that I just didn’t see it.
  • Don’t let the situation overwhelm you. I know short layovers are not always cool, but it’s not impossible to make it to your gate in time.
  • Emirates’ staff is really nice, if you have doubts, just ask them!
  • Try to avoid cumbersome clothing (belts, boots, jewelry…). Keep in mind that you’ll probably have to pass through a security control before taking your next plane (depending on your final destination) so the less time you lose, the better.
  • Terminal 3 is huge but everything is perfectly signposted and you’ll find staff members in every corner. Getting lost is not easy!

What’s your experience in Dubai’s airport? Let me know!


El aeropuerto de Dubai es enorme, tanto, que alberga en su interior la terminal más grande del mundo. Así que hacer escala en este aeropuerto puede ser una bendición, cuando son muchas horas, o convertirse en una auténtica tortura cuando vamos con el tiempo justo.

En nuestro viaje a Bali, Emirates nos ofrecía dos opciones: o bien una escala de más de 8 h. o bien una de 1.05 h. En un principio, no tenía muy claro por qué opción decantarme, pero supuse que después de un vuelo de 7 horas, no nos iba a apetecer mucho estar tanto tiempo en un aeropuerto, así que elegí la escala corta.

Y ahí empezó el drama. Me puse a buscar información sobre el aeropuerto, sobre la terminal, experiencias de otros viajeros… y todo el mundo coincidía en que hacer una escala de menos de dos horas y media en ese aeropuerto era una misión suicida. Pánico. Alarmas activadas. Nunca he perdido un avión (sé que no es para tanto, pero ya es una cuestión de orgullo) y no me haría ilusión perderlo en un viaje que llevaba tan planificado. Así que una hora antes de aterrizar en Dubai empecé a estresarme 

Aterrizamos un poco antes de tiempo, lo que nos dio algo más de margen. De todas formas, teníamos que cambiar de zona para llegar a la puerta de embarque de nuestro siguiente vuelo, así que no había tiempo que perder. Digamos que en cuanto me bajé del avión dejé salir al jugador de rugby que vive en mi interior… Rumbo fijo, velocidad constante y sin obstáculos que pudieran frenarme. Seguimos las señales del aeropuerto lo más rápido posible, pasamos el nuevo control, nos subimos al “metro” que conecta las dos zonas y… en unos 20 minutos habíamos llegado a la puerta de embarque. Vamos, un drama totalmente innecesario. Incluso tuvimos tiempo de comer algo antes de subir al avión.

Por cierto, luego me enteré de que Emirates tiene un servicio especial en el aeropuerto de Dubai para llevarte desde donde aterrizas hasta tu nueva puerta de embarque en escalas cortas. Diez puntos para mí.

En resumen, estos serían mis consejos sobre el aeropuerto de Dubai, la terminal 3 de Emirates y las escalas cortas:

  • Pregunta por el servicio especial nada más llegar. No hagas como yo, que iba tan estresada que, seguramente, pasé de largo.
  • No te agobies, ir con poco tiempo nunca mola, pero lo tienen organizado para que llegues sin problema.
  • El personal de Emirates suele ser muy majo, si tienes cualquier duda, ¡pregunta!
  • Si puedes, evita llevar ropa demasiado engorrosa (cinturones, botas, joyas…). Recuerda que en la escala tendrás que pasar otro control (dependiendo del país al que viajes) y cuanto menos tiempo pierdas, mejor.
  • La terminal 3 es muy grande, pero todo está perfectamente señalizado y hay personal en cada esquina. ¡Es muy difícil perderse!

¿Cuál es tu experiencia en este aeropuerto?

Weekend trips, are they enough? | ¿Es suficiente un viaje de fin de semana?

¡Baja para leer en español!

As some of you may know by now, I’m a big fan of weekend trips. A couple of days away can make wonders to your mood and help you disconnect from everything, however, it’s  easy to get frustrated during such a short trip.

Not having enough time to see everything, feeling overwhelmed, waking up way too early to make the most of the day… those are factors that can make us turn even more stressed than we were before leaving.

That’s why I recommend choosing between this two alternatives when looking for a weekend trip:

  1. Go for a small city. That way you’ll be able to see everything without any rush.
  2. Mentalize yourself. Think of this trip as a little scape, be aware that you’ll miss some things (don’t worry, you can always return!).

Once you have chosen the option that works for you, you just have to pick a destination and pack your bags. Enjoy!


Como algunos sabréis, soy una gran defensora de los viajes de fin de semana. Un par de días pueden ser suficiente para cambiarnos el humor y ayudarnos a desconectar de todo, sin embargo, es fácil volver frustrado de un viaje tan corto.

No tener tiempo para ver todo, agobiarse, los madrugones para aprovechar el día… son factores que pueden hacernos volver incluso más estresados de lo que estábamos.

Por eso, a la hora de buscar un viaje de fin de semana, recomiendo dos alternativas:

  1. Elige una ciudad pequeña. Así sabrás con seguridad que te dará tiempo a ver todo sin prisas.
  2. Mentalízate. Piensa en este viaje como una pequeña escapada y sé consciente de que te perderás cosas (no pasa nada, ¡siempre puedes volver!).

Una vez nos hayamos decidido por una de estas dos cosas, solo falta buscar destino y hacer la maleta. ¡A disfrutar!